Archivo | enero, 2013

Limitaciones a la rentabilidad de los depositos

13 Ene

 El freno que ha puesto el Banco de España a los depósitos de alta rentabilidad provocará unafuga del ahorro hacia productos de mayor riesgo, según los expertos, que temen además un efecto indeseado: el estrangulamiento del crédito.

 

La “sugerencia” con la que el Banco de España pretende frenar la “guerra del pasivo” consiste, de momento, en recomendar a las entidades que no ofrezcan más del 1,75% en los depósitos de menos de un año.

En el caso de los depósitos de uno a dos años, la rentabilidad podría alcanzar el 2,25%, y en los de más de dos años, el 2,75%, en tanto que las cuentas corrientes tendrán una remuneración máxima del 1,25%.

Desviación a productos con mayor riesgo

Para los expertos, esta limitación desviará una parte del ahorro aproductos con más riesgo como los fondos de inversión o la Bolsa, que ofrecen mayores rendimientos.

Además, podría ser negativo para el maltrecho negocio del crédito, tan necesario para la recuperación económica.

Según los expertos, si el Banco de España empieza a sancionar con nuevas exigencias de capital a las entidades que no limiten las remuneraciones de sus pasivos, estas dispondrán de menos capital para prestar, con lo que se estrangulará aún más el crédito.

Para las asociaciones de consumidores la visión es diferente. Los propios bancos son los grandes beneficiarios de esta recomendación, aún no recogida en una circular, puesto que lo que se ahorren en remuneraciones engordará directamente sus cuentas de resultados, bastante mermadas por la crisis, la morosidad y las nuevas normas sobre capital.

Una opción alternativa: la renta variable

Para Nuria Álvarez, analista de Renta 4, no está tan claro que los inversores se vayan a sentir atraídos por otros productos de inversión, al menos aquellos que buscan seguridad antes que rentabilidad.

Sin embargo, los que tienen menos miedo al riesgo sí podrían decantarse por la renta variable, en busca de unos rendimientos que los depósitos ya no les pueden dar.

Los pagarés pueden ser una opción o cualquier tipo de deuda corporativa que ofrezca cupones más altos, pero a plazos más largos, dice esta experta, que insiste en recordar que “hay que tener en cuenta que todo lo que sea salir de depósitos —al margen de la deuda del Estado— conlleva el riesgo de pérdida de una parte del capital.

Bueno para la banca, malo para las familias

Para Irma Garrido, directora de Análisis de Ahorro Corporación, reducir la remuneración de los pasivos es “claramente” una medida “positiva para el sistema financiero”, pues puede fomentar la inversión en otros productos como la deuda estatal e incluso la renta variable.

Si se elevan las exigencias de capital habrá menos créditoEsta experta está de acuerdo con la medida, ya que las remuneraciones elevadas son una práctica muy destructivapara las cuentas de resultados de las entidades, especialmente las que han sido rescatadas con dinero público.

Por todo eso, habrá que esperar para ver si finalmente la recomendación se convierte en regulación y cuáles son los límites que se ponen.

Para el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, si realmente es una recomendación no vinculante y las entidades hacen caso, esta bajada de los intereses será mala para las familias pero buena para el conjunto del sistema.

Si al final la recomendación se convierte en normativa y eleva las exigencias de capital, entonces habrá menos crédito, ya que “si un banco no tiene capital no da crédito”, dijo.

La intención del Banco de España de parar la guerra del pasivo es buena pero aún hay que ver“cómo se va a articular”, insistió.

La queja de los consumidores

Mientras, las asociaciones de consumidores han anunciado que demandarán a las entidades que limiten las remuneraciones de los depósitos y no eliminen las cláusulas “suelo” que incluyen algunas hipotecas y que impiden a sus titulares beneficiarse de bajadas de tipos de interés superiores al mínimo que firmaron.

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) considera que la reducción de los intereses que se pagan por los depósitos protege al sector bancario, pero perjudica a los consumidores y penaliza la competencia y el ahorro.

Esta limitación, alerta Adicae, puede llevar a las entidades a comercializar productos con mayor remuneración pero con riesgos altos, como ha ocurrido en el pasado con “productos tóxicos”.

 

  • Según los expertos, si el Banco de España sanciona a las entidades que no limiten las remuneraciones de sus pasivos, estas dispondrán de menos capital para prestar.
  • Además, esta limitación desviará una parte del ahorro a productos con más riesgo como los fondos de inversión o la Bolsa.
  • Algunos analistas económicos y asociaciones de consumidores coinciden en que la banca se beneficiará de esta medida, que perjudicará a las familias.
  • Según los consumidores, lo que los bancos se ahorren en remuneraciones engordará directamente sus cuentas de resultados.

Evolución estacional del paro

3 Ene

A veces nos llegan datos de esperanza incluso… 🙂

paro-registrado-12-2012.png

El paro registrado por los Servicios Públicos de Empleo ha bajado en 59.094 personas respecto el mes anterior, situando el número total de parados en 4.848.723 personas. Esta cifra, se acompaña a la vez de la disminución del paro desestacionalizado en 41.023 personas, casuística que no se deba desde hace varios meses. Además, como “ligero dato positivo” se observa que el paro de diciembre baja por primera vez en todos estos años de crisis, dato positivo, aunque no nos vale para tirar las campanas al vuelo.

Por sectores económicos, el paro se reducen en agricultura en 3.092 (-1,62%); en industria sube en 2.794 (0,52%); en Construcción aumenta en 4.325 (0,58%); en servicios baja en 49.438 (-1,62%). Por último, el colectivo sin empleo anterior se reduce en 13.683 personas (-3,58%). 

El incremento en el sector servicios arroja temporalidad por la campaña navideña, pero también hay que tener en cuenta que esta campaña no ha sido especialmente positiva en términos de ventas y empleo aunque si ha tenido una fuerte contratación femenina.

Como conclusiones sobre estas cifras, por primera vez desde que este Gobierno llegó a Moncloa, la Secretaria de Empleo ha mostrado cierta prudencia para hacer valoraciones en términos positivos, dado que aunque diciembre haya presentado un comportamiento no esperado, el número de parados del segundo semestre ha sido de 235.000 personas (frente los 300.000 anteriores) y es lógico pensar que aún no ha terminado el aumento del desempleo que todos los organismos esperan. ¿Brote verde? desde luego no, pero al menos, arrancamos el año con un dato positivo.